El año pasado el cine español nos regaló una de las películas sin duda alguna mas linda y emocionante de los últimos años sin ninguna duda, acostumbrados como estamos a verdaderos bodrios politiqueros la película Campeones fue sin duda una verdadera bocanada de aire fresco, como bien nos dijo su director, “Sería un momento histórico de reconocimiento de la discapacidad. Entender que pueden hacer todo lo que se propongan si tienen los medios necesarios a su alcance” tras su nominación a los premios Oscar. “Las personas con discapacidad han sido normalmente invisibles para la sociedad y ahora, de pronto, Campeones las hará visibles” .., esperemos que no sea flor de un día.

La película Campeones tiene como principales protagonistas a un equipo de baloncesto compuesto por una decena de personas con una cierta discapacidad intelectual y el gran Javier Gutiérrez da vida al entrenador profesional que es obligado a dirigirlos como multa por haber tenido un accidente de coche estando borracho, al inicio de la película se dirige a ellos llamándolos subnormales, retrasados o mongólicos, como el propio actor indica “Cuando leí aquello me eché a temblar”, explica López, “sin embargo, a medida que continúas te das cuenta de que ese es solo el punto de partida, y que retrata una evolución. Queda perfectamente claro desde donde está contado en todo momento”, y es que no cabe duda que a pesar de lo “peligroso que pudiera ser tratar este tema en el cine desde el humor, con la posibilidad de que no se entendiera y de que la gente pensara que se están riendo de ellos”, comenta la coach, “genera lo contrario, porque está hecha desde la realidad”

El rodaje no fue nada sencillo, los actores no habían jugado a baloncesto en la vida así que una vez elegidos los diez protagonistas e incluso un par de meses antes de comenzar con el rodaje empezaron a entrenar por las tardes con sesiones de entre 4 y 5 horas con la entrenadora Andrea González y eso nos da una idea de lo comprometidos que estaban los chicos con la película. Nos reconoce Andrea que “En todo momento mostraron una facilidad tremenda para hacer piña y, después, con los otros 80 miembros del equipo técnico y artístico, ocurrió lo mismo de manera natural”.

Visto el enorme éxito comercial de la película en toda España nos deberíamos de preguntar porque hemos tardado tanto en dar visibilidad a las personas con cierta incapacidad intelectual y porque la mayoría de películas españolas son una verdadera porquería muchas de ellas politizadas por la izquierda. Si algo genera una cinta como Campeones visibilizar a estas personas generando conciencia y representándolos en diferentes facetas de su vida: practicando deporte, viajando, yendo a la playa, montando en autobús, trabajando o duchándose, desde luego que la película es una verdadera delicia sin ninguna duda.

No nos gustaría terminar este articulo pidiendo tanto a los directores como los productores de este país que le den mas protagonismo a todas esas personas que en cierto modo se ven excluidas de la sociedad por algún tipo de enfermedad o minusvalía porque nos han demostrado en mas de una ocasión que lo pueden llegar hacer incluso mejor que muchos de los actores de este país….

Comparte esta entrada: